Cambio en el eje de la Tierra ha modificado el Horóscopo:

 
 
 

 
 
Sally Linnett Castillo:
Parke Kinkle, miembro del Comité del Minnesota Planetariun Society de Estados Unidos, levantó ayer una polvareda mundial, luego que ayer confesara en el diario "Daily Star" que los signos zodiacales a los que pertenecemos estarían errados. "Cuando los astrólogos dicen que el sol está en piscis, realmente no lo está, fue el balde de agua fría que tiró el astrónomo a los que cada día leen religiosamente el horóscopo para saber si se encontraran una billetera o conseguirán el amor de sus vidas. Aunque para el catedrático "no hay ninguna conexión física entre las constelaciones y los rasgos de personalidad", explicó que los signos modernos no toman en cuenta los cambios que el campo de gravedad de la luna ha causado en la orientación del eje terrestre y que ha alterado la posición de las estrellas en el firmamento, desde la invención del horóscopo por parte de los babilonios, hace 200 mil años. Recalculando todo, los signos estarían retrasados en casi un mes y se volvería a considerar a Ofiuco, el cual fue eliminado por cuestiones numéricas.
Con el terremoto del 27 de febrero de 2010 en Chile, el eje de la Tierra cambió en seis segundos. Con eso ya hay una modificación y si eso se suma a lo que ha pasado en miles de años, claro que hay un cambio de posición en los signos. Incluso bajo este nuevo orden, el signo de escorpión, quedaría sólo con seis días.
Así cambiaron:
Aries: 19 de abril al 13 de mayo
Tauro: 14 de mayo al 21 de junio
Géminis: 22 de junio al 20 de julio
Cáncer: 21 de julio al 10 de agosto
Leo: 11 de agosto al 16 de septiembre
Virgo: 17 de septiembre al 30 de octubre
Libra: 31 de octubre al 23 de noviembre
Escorpión: 24 al 29 de noviembre
Ofiuco o Esculapio: 30 de noviembre al 17 de diciembre *
Sagitario: 18 de diciembre al 20 de enero
Capricornio: 21 de enero al 16 de febrero
Acuario: 17 de febrero al 11 de marzo
Piscis: 12 de marzo al 18 de abril
*(Fue descartado por los babilonios, quienes querían un horóscopo de 12 signos).


Pablo Runa:
"Esa no es ninguna novedad.
Todo astrólogo serio (y yo no soy no siquiera astrólogo) sabe que hace ya mucho tiempo que los signos astrológicos (las casas del sol en el recorrido zodiacal) se fueron desfasando respecto de ...su correspondencia astronómica. Este desfasaje se debe a la preseción de los equinoccios y a la diferencia entre el año trópico (con que se mide el zodíaco) y el año sidéreo. en la actualidad la diferencia es de casi un signo (30° astronómicos) respecto de la creación de la cuenta zodiacal, allá por el 4000 ó 3000 a.C. entre los pueblos de la Mesopotamia (asiática).
Respecto a ese otro detalle de agregar un décimo tercer signo, en mi humilde opinión es una ridiculez total, insostenible desde cualquier parámetro; astrológico, calendárico o astronómico.
Viene de una observación poco seria del cielo y una ...suerte de concesión (no quiero calificar) de los astrólogos poco serios ante una pretendida justificación astronómica. Sucede que toda la eclíptica (el recorrido aparente del sol alrededor de la tierra) cruza el cielo a través de las 12 constelaciones zodiacales – de hecho es al revés: las 12 constelaciones zodiacales se establecieron dividiendo la eclíptica en 12 "casas" de 30° cada una, correspondientes muy aproximadamente a las poco más de 12 lunaciones que dura un año trópico. La eclíptica recorre enteramente (o casi) todo el zodíaco. Casi, porque la constelación de Escorpio "saca su cola" del recorrido solar. En la antigüedad Escorpio estaba unida a Libra, de hecho Libra son las pinzas del escorpión. Los Romanos (en época pre imperial), al corregir su calendario, separaron la constelación de Escorpio de la de Libra.
Se identificó a cada casa con una "edad" del sol durante su recorrido anual. así cada casa tuvo su signo, que lo identificaba y que se corresponde con la lectura mítica del clima y las condiciones agrarias y humanas que se daban en la Babilonia y Medio Oriente de hace 6000 años. esos signos luego pasaron a cobrar individualidad mítica plasmándose en obras literarias como el poema de Gilgamesh o Los Trabajos y los Días, diversos tratados de magia y ocultismo, e incluso la Biblia. esos mitos forjaron (y lo siguen haciendo) la cultura humana en su totalidad. es por eso que considero (y no porque me ponga en conservador) que el agregado del signo de Ophiuco es cuanto menos, ridículo.
La historia de Ofiuco, por su parte es mucho más moderna. Los griegos ubicaron a Esculapio (hijo de Apolo, el sol) entre las constelaciones. La constelación de Ofiuco original, en la actualidad está dividida en tres constelaciones: cabeza d...e serpiente, Ofiuco y cola de serpiente. Ofiuco es llamado el serpentario o el que porta la serpiente, es decir el que porta el saber: la misma serpiente del caduceo de Hermes.
Esculapio fue puesto en el suelo "con un pie pisando la senda de su padre", es decir con un pie dentro de la eclíptica entre la constelación del escorpión (Escorpio) y la del arquero (Sagitario) – la constelación de Sagitario, a pesar de representar un centauro que dispara su flecha, tendría que tener la imagen de una sátiro (llamado Croto) que dispara su arco, pero este es otro tema.
Ofiuco, entonces, a pesar de que se encuentra "pisando el camino de su padre" no pertenece al zodíaco. de hecho los 30° de Escorpio se completan por debajo (por encima aquí en el hemisferio sur) del pie de Esculapio, así la escena de ese signo se completa con Esculapio (hijo del sol Apolo y dios creador de la medicina) sosteniendo o rodeado (según la interpretación que se tome) por la serpiente Sophia (la misma del caduceo hermético y la misma que instruyó a Eva bajo el manzano) y pisando la cola del escorpión - este "enfrentamiento con el escorpión", luego lo protagonizaría Heracles (hijo de Zeus) en "Los Trabajos y los Días" - esa es la escena del signo de Escorpio, pero la "casa de Escorpio", la casa solar, son sólo los 30° de la constelación del escorpión.
Es por eso que quien incluya en el "nuevo zodíaco" a los pies de la constelación de Ofiuco, incurre en un acto de profunda ignorancia mitológica y en una intervención falta de todo sentido astronómico, calendárico e incluso (y sobre todo) astrológico."
"
http://runodrama.blogspot.com/"

 

Astrología

 

 

La astrología es un conjunto de creencias que pretende conocer y predecir el destino de las personas, y con ese conocimiento pronosticar los sucesos futuros. Supone el llegar a ese conocimiento mediante la observación de la posición y el movimiento de los astros. Las personas que practican la astrología sostienen que las posiciones de estos ejercen influencia o tienen correlación con los rasgos de la personalidad de la gente, los sucesos importantes de sus vidas, e incluso sus características físicas.

 

 
En la antigüedad, la astrología concurría con la astronomía (estudio científico de los cielos), pero ambas se fueron separando después del Renacimiento a raíz del racionalismo (al igual que la alquimia de la química). En la actualidad, la comunidad científica le considera una pseudociencia o superstición la cual cita una ausencia de predicciones astrológicas estadísticamente significativas, mientras que la psicología explica mucha de la fe ciega en la astrología como forma de prejuicio cognitivo o sesgo cognitivo. El consenso científico, según lo expresado por la National Sciencie Foundation, considera que la creencia en la astrología es una creencia pseudocientífica.
 


Se pueden formular un buen número de críticas válidas de la astrología: por ejemplo, su aceptación de la precesión de los equinoccios al anunciar una «era de Acuario» y su rechazo de la precesión de los equinoccios al hacer horóscopos; su ignorancia de la refracción atmosférica; su lista de objetos supuestamente celestiales que se limita principalmente a objetos conocidos por Tolomeo en el siglo II e ignora una enorme variedad de nuevos objetos astronómicos descubiertos desde entonces; [...] la imposibilidad de la astrología de pasar el test de los gemelos idénticos, las importantes diferencias en horóscopos hechos a partir de la misma información de nacimiento por diferentes astrólogos, etc.